viernes, 31 de octubre de 2008

Visita a la Biblioteca de la UPO

Si la semana anterior, la visita a la biblioteca de la universidad de sevilla ya fue interesante, la de esta semana la ha superado. Y en realidad, no porque tenga más fondos o sea mejor o peor, sino simplemente es que era la biblioteca de nuestra universidad, donde nos pasamos la mitad del tiempo que estamos en la universidad. Si la semana anterior me quedaba sorprendida por la cantidad de fondos antiguos que posee la biblioteca de la Universidad de Sevilla y de los documentos que tiene en su archivo histórico, en este caso me ha gustado mucho más porque hemos podido ver como funciona realmente una biblioteca universitaria. Es decir, cómo se solicitan los libros, cómo se reciben, cómo se catalogan, cómo se preparan para ponerlos a disposición del usuario, cuales son los distintos trabajos que se pueden hacer en la biblioteca, etc. En fin, un sin fin de actividades que hasta el momento pasan siempre desapercibidas pero que son parte del trabajo fundamental del bibliotecario, y que gracias a esta visita hemos podido ver más de cerca.

Y con esta entrada aprovecho un poco para reivindicar el papel del bibliotecario, que ya el miércoles nos dijeron un poco que estaba infravalorado. Que nos creemos que el bibliotecario sólo consulta libros, se pone a leerlos o se pasa la mayor parte del tiempo sin hacer apenas nada y es todo lo contrario. Es un trabajo duro, muy mecanico y constante, que está muy poco valorado, y sin ese trabajo tan necesario en nuestra biblioteca, nosotros los usuarios universitarios no tendríamos nada que hacer. Es un poco valorar el trabajo de la persona que está detrás del mostrador, de la que tantas veces nos quejamos porque no haya ejemplares o se hayan perdido o no se hayan devuelto, y sobre todo el trabajo de las personas que ya no están en mostrador sino que están detrás preparando todo para que los del mostrador nos puedan atender lo mejor posible. Es un trabajo un poco fantasma, que nadie valora, pero sin el cual no podríamos hacer nada.

1 comentarios:

NievesGlez dijo...

Hablanos más sobre ese papel del bibliotecario, reflexiona sobre él.